Como aumentar la productividad agrícola

Como aumentar la productividad agrícola

¿Cómo medimos la productividad agrícola y por qué es tan importante?

La productividad agrícola es la medida de producto ya sean semillas, frutos o forraje que se produce en una parcela de tierra determinada. Generalmente se expresa en toneladas o cajas de producto final por hectárea. 

Un indicador como la productividad media de los cultivos por hectárea sirve como evaluación de la producción agrícola de un agricultor. Ésta es posiblemente la medida más importante del desempeño de cada agricultor o campo productivo, ya que refleja el resultado de todos los esfuerzos sumados y recursos invertidos en el desarrollo de los cultivos. 

Cuando se trata de prioridades agrícolas, el rendimiento de los cultivos se ubica como el principal. Entonces, ¿cómo aumentar la productividad agrícola?

 

Manejo del  suelo y su calidad

La calidad del suelo, es decir, su fertilidad, es uno de los principales factores que afectan el rendimiento de los cultivos y una de las maneras para aumentar la productividad agrícola. Además de la productividad agrícola, la calidad del suelo también influye en el costo para un agricultor de cultivar una u otra planta. 

Los factores de manejo del suelo y los nutrientes que involucran la estructura del suelo, el suministro de nutrientes, materia orgánica y microorganismos vivos  son fundamentales para lograr mayores rendimientos. La abundancia de materia orgánica apoya una diversidad y abundancia de microorganismos del suelo que mejoran la nutrición de las plantas y las protegen de las plagas. 

El crecimiento limitado de las plantas puede verse afectado por demasiado fertilizante inorgánico y / o muy pocos nutrientes orgánicos. Se necesitan nutrientes orgánicos para estimular el crecimiento y la reproducción de las plantas.

 

Métodos de protección de cultivos

Los agricultores que buscan aumentar la productividad agrícola de sus cultivos deben cuidar sus plantas durante todo su desarrollo y hasta el final de la temporada de crecimiento. 

Dependiendo del problema que pueda surgir, se  usan diferentes sustancias para disminuir el impacto de malezas, plagas en el rendimiento de los cultivos. Estas sustancias suelen ser herbicidas, insecticidas, desecantes, reguladores del crecimiento de las plantas, fungicidas, adyuvantes, etc.

Uno de los métodos más eficientes para evitar pérdida de productividad debido a enfermedades y plagas es tomar medidas preventivas, como seleccionar variedades resistentes o tolerantes a enfermedades, tratar semillas con biofungicidas como Trichoderma y utilizar microorganismos benéficos en suelo como micorrizas.

 

Uso de bioestimulantes

Una innovación prometedora y respetuosa con el medio ambiente  para aumentar la productividad agrícola es el uso de bioestimulantes naturales que mejoran la floración, el crecimiento de las plantas, el cuajado, la productividad de los cultivos y la eficiencia en el uso de nutrientes, y también pueden mejorar la tolerancia contra una amplia variedad de factores de estrés abiótico y biótico.

Bioestimulantes biológicos como las micorrizas pueden aumentar la absorción de nutrientes en las plantas, mientras bioestimulantes como la quitina pueden estimular el sistema inmune de las plantas  dando así mayor protección, vigor y una productividad agrícola mayor. 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, se podría decir que no existe un método único y universal para aumentar la productividad agrícola de un cultivo por hectárea  en la  tierra de un agricultor. 

En la mayoría de los casos, es una combinación inteligente de diferentes esfuerzos agrícolas que pueden variar según las características únicas del campo de un productor.  Sin embargo, vale la pena señalar que el uso de bioestimulantes puede ser de gran ayuda para los agricultores en la mayoría de estos esfuerzos agrícolas.

Deja una respuesta