BIOESTIMULANTES

BIOESTIMULANTES AGRÍCOLAS

Los bioestimulantes han tomado gran importancia en los últimos años. Su uso en la agricultura se vuelve relevante y casi necesario, ya que ayudan a resolver gran parte de las problemáticas a las que se enfrenta el campo en la actualidad, como la baja productividad y las pérdidas debido a los cambios climáticos, falta de nutrientes y el aumento de resistencia a los tratamientos tradicionales.

Si bien su uso comercial es reciente, los bioestimulantes se han utilizado desde la antigüedad con el propósito de maximizar la productividad y mejorar la nutrición de los cultivos. Aunque tradicionalmente se utilizaban residuos -como el estiércol, la basura líquida y algas- los bioestimulantes agrícolas actuales se basan en el mismo principio biológico, pero con una formulación mejorada para potencializar los resultados.

Su función es muy distinta a la de los biofertilizantes y fertilizantes tradicionales, ya que no representan . Los bioestimulantes GreenFort® son totalmente compatibles con la agricultura convencional e ideales para la agricultura orgánica.

 

BENEFICIOS

Los beneficios varían de acuerdo al tipo de bioestimulante empleado y el cultivo. Su aplicación es siempre en cantidades muy pequeñas -unos pocos kilos por hectárea- resultando en cosechas de mejor calidad y con mayor rendimiento. Ayudándote a producir más con menos.

 

Los bioestimulantes GreenFort®, pueden ser empleados en plantas y cultivos de todo tipo, teniendo en general los siguientes beneficios:

  • Incrementa la tolerancia al estrés por sequía y salinidad.

  • Estimula el sistema inmune de la planta reduciendo la incidencia de enfermedades.

  • Aumenta el vigor de la planta.

  • Promueve y regula el desarrollo acelerando el crecimiento.

  • Mejorar atributos de calidad en los frutos, como el sabor, color, tamaño, la firmeza, uniformidad, entre otros.

  • Ayuda a mantener el equilibrio del ecosistema, favoreciendo el aumento de microorganismos benéficos y reduciendo la población de patógenos.

  • Disminuye el tiempo de riego al optimizar la retención de agua.

  • Gracias a todo lo anterior, incrementa el rendimiento de los cultivos y reduce el uso de fertilizantes.

  • Contribuye a la regeneración de suelos degradados o salinos.

  • Aumenta la vida útil del fruto posterior a la cosecha. 

 

En conclusión, podemos decir que los bioestimulantes agrícolas son un complemento para mejorar la nutrición y protección de los cultivos. 

Gracias a ellos se puede obtener una mayor productividad sin el riesgo de sobresaturar los suelos con productos químicos, protegiendo la salud de las tierras y la del consumidor. 

 

PRODUCTOS GREENFORT®

BIOESTIMULANTES

GREENFORT CHITIN®

Bioestimulante a base de Quitina y Quitosano.
Incrementa el rendimiento hasta +40%.
Mejorador de suelo con alta actividad nematicida.
Nuestro
producto estrella por sus muchos otros beneficios.